La liberación que nos trajo Jesús 
 

1. ¿La liberación que trajo Jesús, es solo espiritual y personal?
Tenemos que reconocer y aceptar, de una vez por todas, que la liberación que Cristo nos trajo no es una liberación ligera, meramente psicológica e individual, sino que es una realidad que pretende conseguir la transformación radical del mundo.


  2. ¿Por qué decimos que Cristo es nuestro Redentor personal?
Porque nos libera (si nos dejamos, por supuesto) de todo aquello que nos impida ser realmente personas.


  3. Frente al afán consumista que nos desvela y nos impide vivir con una relativa paz, Jesús nos recuerda...

Jesús nos recuerda que los ricos ya han recibido su consuelo (Lc. 6, 24), que quien pone el valor de su vida en lo que posee es un insensato (Lc. 12, 19-20). El hombre vale por lo que vale aquello a lo que se ata; si se ata a las cosas que se pagan, su precio es el dinero. Jesús nos enseña a buscar el Reino y su justicia.


  4. Frente a las estructuras que intentan reducir al hombre a un producto en serie, ¿Qué nos dice Jesús?

Jesús deja bien claro que leyes y estructuras están al servicio del hombre y no al revés; el testimonio evangélico no se da a base de una buena organización: "destruid este templo, y en tres días lo reedificaré" (Jn. 2, 19); el Espíritu y la libertad, no las leyes, son la base de la actuación del hombre.


  5. Frente a los prejuicios que destruyen la paz del hombre, Jesús ….

Jesús no tiene inconveniente en comer con publicanos y pecadores sin hacer caso de las críticas de "los buenos" (Mc. 2, 15), o en hablar con los samaritanos (Jn. 4, 6-9), las mujeres (Lc. 8, 1-3) y los extranjeros (Mc. 7, 31).


  6. Frente a la violencia que siembra de sangre la geografía de nuestro planeta Jesús nos propone …

Jesús nos propone la libertad de quien es capaz de romper con la espiral de violencia, que nunca termina, y devuelve bien por mal (Mt. 5, 28 ss). Cuando llegó el caso, Jesús supo atacar, pero sin odio ni violencia, que es lo que esclaviza al hombre.


  7. Frente al miedo que paraliza al hombre y lo reduce a una marioneta, Jesús nos propone…

Jesús propone la libertad del amor; ni miedo a Dios, porque es Padre bueno; ni miedo a los hombres, porque son hermanos; el cristiano no puede tener miedo a nada ni a nadie, porque sabe que es Dios mismo quien dirige la historia hacia su culminación universal (Lc. 12, 32); ni tan siquiera a la muerte, porque Cristo ha triunfado sobre ella.


  8. Frente a la esclavitud de buscar el éxito fácil, tan frecuente en nuestro tiempo, Jesús nos propone...
Jesús propone buscar el único éxito que merece la pena: el del Reino de Dios; ante la posibilidad de convertir piedras en panes, Jesús recuerda que no sólo de pan vive el hombre, sino de la Palabra de Dios (Mt. 4, 3ss). Los éxitos fáciles lo más que consiguen es ser respuesta a necesidades inmediatas; ahora bien, el hombre se encadena a la primera solución que se presente, arreglando así una pequeña parte de su problema, y no le queda ya más libertad para hacer frente a las cosas en su profundidad.


  9. Frente a la esclavitud del mal, en cualquiera de sus formas, Jesús se presenta...

Jesús se presenta como el liberador que trae el Reino del bien y da a los suyos la posibilidad de seguir haciendo el bien: pecado, enfermedad, demonios, soledad..., de todo ello queda libre el hombre que, con confianza, se pone en manos de Jesús. Es cierto que Jesús no hace desaparecer el mal "como por arte de magia"; pero Jesús se revela como el Señor que domina el mal, que puede darle una solución, una respuesta, una salida.


  10. Frente a la esclavitud del sufrimiento, Jesús nos anuncia...

Jesús anuncia la llegada del día en el que los ciegos vean, los cojos caminen, los sordos oigan, los encarcelados vean la luz del sol, los pobres escuchen la buena noticia (Lc. 4, 16-21); es verdad que el sufrimiento no ha desaparecido, que sigue siendo cosecha abundante en nuestro mundo; pero ahora vemos hasta dónde puede conducir, cuál es su valor y su sentido y qué es lo que ha ocurrido con el sufrimiento en el mundo.

  11. Frente a la esclavitud de la muerte, que se enseñorea de todos los hombres, antes o después, quieran o no quieran...
Pablo nos recuerda que el bautizo que nos vinculaba a la muerte de Jesús nos sepultó con él para que, así como él resucitó triunfando sobre la muerte y rompiendo definitivamente sus cadenas, también nosotros podamos empezar una vida nueva, una vida sin verdadera muerte (/Rm/06/03-04).

  12. Frente a la esclavitud de ver el mundo sin futuro, sin salida...
Nosotros afirmamos en nuestra fe que Jesús ha dado comienzo a un mundo nuevo en el que ya no habrá ni luto, ni llanto, ni muerte, ni dolor pues lo de antes ha pasado y Dios lo hace todo nuevo (Ap. 21, 3-5). Los sufrimientos de la condición humana son los sufrimientos de un alumbramiento, el cual debe dar a luz una vida nueva y sin fin; nuestras penalidades y sacrificios no nos llevan al sinsentido y al absurdo, sino a la liberación y a la consecución de una vida nueva (Mc. 13, 8).


  13. ¿Quién es Jesús para nosotros Trinitarios, redentores de Cautivos?

Jesús es el liberador soberano y universal; su Reino es un Reino de libertad y vida; sin liberación no puede haber vida, y sin vida la liberación no es nada. Nosotros, discípulos de este hombre y Dios, que es Jesús y que nos ha traído la LIBERTAD, no podemos reducir su misión, su tarea y su mensaje a una "simple religión", como muchas veces hemos hecho. No olvidemos que estamos al servicio del Reino de Dios y su justicia.


  14.- Los laicos Trinitarios nos solidarizamos con aquellos los esclavos, cautivos de hoy que son:

• Marginados y perseguidos a causa de su fe y de su compromiso evangélico.
• Despojados de su dignidad y privados de sus derechos fundamentales.
• En general con los mas desfavorecidos: presos y jóvenes marginados.

Volver

Parroquia de la Santísima Trinidad Centro Trinitario
Av. Cabildo 3680 - Ciudad de Buenos Aires; Argentina Ciudad de la Paz 3575 - Ciudad de Buenos Aires; Argentina

Horario de misas: lunes 8hs. Martes a sábado: 8 y 19:30 hs. Días de Precepto CONSULTAR. Domingos: 8, 10:30, 12 y 19:30 hs.

1º Domingo Misa RCC 15:30hs

Adoración Eucarística miércoles y jueves de 8:30 a 18:30hs

Secretaría Parroquial: lunes CERRADO, martes a viernes: 9:30 a 12 hs y de 17:00 a 20:00 hs. SABADOS 9:30 a 11:30 hs

Horario:

Lunes 8 a 12 hs

Martes a Viernes de 8 a 12 Hs. y de 15 a 18 Hs.

También podes colaborar con: se necesitan alimentos no perecederos, pañales descartables, también necesitamos tus manos. Si quieres ser voluntario acércate

 

Tel:  4702-1030 Tel:  4702-4288
Mail:  centrotrinitario@hotmail.com Mail:  centrotrinitario@hotmail.com
Web:  www.centrotrinitario.com.ar Web:  www.centrotrinitario.com.ar